miércoles, 10 de marzo de 2010



He aquí el compañero de todo momento. No es egoísta, es accesible, no es eterno, es fácil, no es único, es incomparable, no es empalagoso, es ambiguo, dulce o amargo, se adapta, no es sucio, es lavable, NO TIENE HORARIOS




EDICIÓN LIMITADA. Es para compartir.

5 comentarios:

Luz dijo...

Me encanta el re-diseño del blog! Y estas últimas dos fotos que, supongo, o tenías escondidas, o te arreglaron la cámara.

Te adoro Topax. :)

Paz dijo...

La siempre tan fotógrafa Topy.

Pasaba a espiar a dejarte la huella.
En realidad, sin nada para decir.

Te veo en unas horas.

Laura Esponda dijo...

El mate sí para compartir, con gripe y todo: la porcina, la aviar o la que cuelgue este año... Ahora, la cerveza, en ese tamaño... que la comparta otro, che!
Me encantan tus fotos. Me parece que es lo tuyo, nena.
Saludos.

Miño dijo...

Me tomo el atrevimiento de responderte por acá: puede que tengas razón, que esas cosas sólo pasen el la ficción, puede que sólo pasen en mi cabeza... puede ser. Pero sí, la ilusión no tiene fin, porque en los momentos difíciles a algo positivo nos tenemos que aferrar. Así que a no perder las esperanzas ni vos, ni yo, ni nadie.
Muy lindas fotos hay por acá.
Un abrazo.

Ignacio Reiva dijo...

Lo del mate es indudable, no se lo de la foto de abajo, me parece que invalida lo otro. Un gran beso.